Mejor sola que mal acompañada (por mi)

Fuiste mi reflejo en el espejo.
Imitabas cada uno de mis movimientos.
Si me alejaba, te alejabas.
Si me acercaba, te acercabas.

Eras exactamente como mi reflejo del espejo.
Resulta que cada vez que te besaba,
un frío cristal recibía mis besos.
Cansada de la situación, rompí el vidrio.

Me quedé sin besos fríos y sin reflejo.

Eme. :)
Reacciones: 

Nosotros (por mi)

20:16 by Macarena Ordiz 0 comentarios
Mírame de nuevo,
atraviesa mi muro de piedra, con la paciencia de una gota de agua.

Tócame de nuevo,
déjame sentir que todavía hay una energía que no puedo evitar sentir.

Bésame de nuevo,
y desafía mis miedos, mi desconfianza y mi estado de soledad.

Se quien fuiste siempre conmigo, y veremos crecer un jardín en medio del desierto.
No cambies, evoluciona.
Te invito a que crezcamos juntos, y nos aventuremos en una nueva realidad.
No seamos más vos y yo, seamos nosotros.

Eme. :)
Reacciones: 

Por uno (por mi)

Mientras esperaba que el mundo le pareciera hermoso, los días iban de mal en peor.
Un día alguien la invitó a hacer algo por la causa.
Entendió que dependía de ella, embellecer el mundo.
Comenzó a mirar de otra manera, lo que solía ser gris.
Grandes pinceladas, con colores de arco iris, pintaron su entorno.
Requirió de un gran esfuerzo, y de tiempo.

Pero sin duda, valió la pena poner en practica su capacidad de ver su propia vida, con otros ojos.

Eme. :)
Reacciones: 

Enojada con el tiempo (por mi)

Enojada con el tiempo por ser tan cobarde, se escapa de mi manos.
Por sacarme los momentos que me hacen feliz.
Por extender los instantes que me lastiman.

Por volver eterno el segundo del adiós.
Por no traer de nuevo, los minutos del beso.
Por ser egoísta y durar lo que quiere durar.

Enojada con el tiempo, por no dejarse vencer.
Enojada con él, por que te fuiste y eso permanece.
Y porque tu regreso lo posterga.
Porque el dolor se vuelve interminable
y lo bueno termina.

Enojada con el tiempo, por no servir para nada más que para alejarme.
Enojada con el tiempo, porque me aleja cada vez más, de vos.

Eme. :)
Reacciones: 

Dominó (por mi)

18:36 by Macarena Ordiz 1 comentarios
Sucedió uno de esos momentos en la vida, en donde te das cuenta de algo.
Como un dominó, no solo cae una ficha. Te caen todas. Y juntas.
La realidad, se transforma.
Lo que sabías, o creíste saber, se evapora.
Lo que no sabías o creíste no saber, emerge.

La duda se vuelve certeza, para traerte un dolor de cabeza.
Aquella verdad que negabas, que supiste controlar, pide salir.
Grita tan fuerte, que no solo la oye tu conciencia.
La oyen tus labios.
Y en ese instante, te acercas a él.
E intensamente, lo besas.

La misma receta funciona para él.
Como un dominó comienzan a caer sus fichas.
El comienzo de la caída fue en tu boca, y el final será en tu corazón.

Eme. :)
Reacciones: 

Convivencia (por mi)

18:28 by Macarena Ordiz 0 comentarios
En un mundo tan imperfecto, lleno de desgracias. Se abrió un pequeño agujero desde donde puedo observar una realidad paralela. Estás ahí durmiendo a mi lado, por segunda vez consecutiva. Y no puedo creerlo. La perfección tocó la puerta de mis sentimientos. Y si te digo que no te amo, te miento. No puedo entender tanta revolución dentro de mi cuerpo. No puedo comprender como tantas palabras que quieren salir, permanecen dentro.
Pasan las horas y sigo mirando como un pedazo de mi vida, yace a mi izquierda. Como puedo verme a través tuyo. Y es que en estos días te elegí. De repente una brisa que entró por la ventana, golpea mi cara. No entiendo de que manera afecta a mi conciencia. Solo dos palabras giran en mi mente: DARSE CUENTA.
Supiste dejar un hueco en mi cama, que permanece todavía, esperando que llegue ese día, que tu cuerpo vuelva a moldear, el colchón de mis deseos.

Eme. :)
Reacciones: 

Días (por mi)

18:03 by Macarena Ordiz 0 comentarios
Momentos que quedarán para siempre en nuestra memoria,
que se atreven a desafiar al reloj.
Que no entienden de horas, de minutos, de segundos.
Momentos que por profundos y hermosos, se convierten en eternos recuerdos.

Se vuelven inmortales.
Se transforman en energía para seguir.
Momentos que me regalaste.
Momentos que no te pedí.
Un rato de vida, en tanta vida.

Un salto al vacío, con piso de algodón.
Un dulce que no supieron robarle a la niña.
Un beso que se impregnó en mi piel.
Y palabras que mudas pero ciertas,
inundan cada centímetro de mis dudas.

Eme. :)

Reacciones: 

La respuesta (por mi)

La respuesta pende de un hilo,
que cuelga de una decisión.
El interrogante ansioso, espera.
Con los brazos abiertos pretende
recibir esa determinación.

¿Si o no?
Se iba a cortar la soga,
se acercaba el momento decisivo.
La ansiedad supo contener el veredicto
que cayó anunciando la resolución.

¿Tanto tiempo para recibir un "No se"?
Las expectativas, se resignaron y se fueron.

Sólo quedaron pedazos de ilusión, desparramados por el piso.
La perseverancia junto los trozos y los unió.
La esperanza sigue de pie.

Eme. :)
Reacciones: 

Burbujas (por mi)

12:29 by Macarena Ordiz 0 comentarios
Salpícame con la magia que se esconde tras tus ojos,
mírame hasta meterte dentro de mis sueños.
Bésame hasta volverlos realidad.

Dame un abrazo que encierre mis sentidos,
para sacarme por un rato del mundo.
Llévame lejos de todo, y cerca tuyo.

Envuélveme en una frágil ilusión, aunque sea
por unas horas, aunque con un soplido se desvanezca.
Ya me acostumbré a que se pinchen mis burbujas,
aprendí la mezcla para soplar y crearlas
una y otra vez.

Eme. :)

Reacciones: 

Hojas en blanco (por mi)

12:05 by Macarena Ordiz 1 comentarios
Se desmorona el cuento de hadas de una princesa,
el príncipe se quedó dormido y no pasó a buscarla.
El dragón que la tenía acorralada ahora ríe,
y el final feliz sigue en lista de espera.
El asesino no fue el mayordomo, y es sorpresa el futuro.
No todo estaba escrito, y ahora no sabe como actuar.

Pero encontró algo curiosamente interesante en la situación.
Nadie le dice lo que tiene que hacer,
el cierre de la historia depende solamente de ella.

Ya no se preocupa por besar sapos, y juega al ajedrez con su captor.
Fue conociéndolo un poco, y resultó no ser tan malo.

¿Quién le impuso la idea de que estaba presa?
Ahora es su decisión quedarse ahí.

Si alguien la tenía atrapada, era nada más y nada menos que
su prejuicio.

Eme. :)
Reacciones: 

Parece no terminar (por mi)


Hacia donde fue tu promesa,

Fueron mis ganas de darte otra oportunidad.

Donde esta tu palabra,

Esta la intencion de volver.

¿Dónde estara el olvido?

Lo invitamos a jugar, pero pareciera no tener interes

En participar de este juego.

Por eso es que pasa el tiempo

Y seguimos en medio del baile.

¿Quién apagara la música, quien evitará un si?

Mientras tanto, nos inundan las afirmaciones

Yo te sigo negando, pero no puedo decirte que no.

Eme. :)

Reacciones: 

Inobsticulizable (por mi)

16:50 by Macarena Ordiz 0 comentarios

No hay miedo a caer,

No hay miedo a tropezarse.

Hay miedo a no poder volver a levantarse.

El temor es inevitable

Ante una situación que no se conoce

Pero ahí es donde uno crece.

Superarse, evolucionar.

Depender tan solo de uno mismo.

Que el único limite al avanzar,

Lo establezca la propia voluntad.

Eme. :)

Reacciones: 

Las olas (por mi)

16:46 by Macarena Ordiz 0 comentarios

Una pareja observaba el mar mientras, de la mano, estaban parados en un muelle. Miraban como las olas iban y venían. Encontraron en ellas un paralelismo que los ayudo a comprenderse. El mar ama a su orilla. Por eso es que una y otra vez vuelve hacia ella. Pero, de todos modos, se aleja. Es que tambien le gusta extrañarla. Asi, al regresar, besa sus arenas con mucha mas intensidad. No es que este dejandola sola. No es que no le preocupe su estado, es que no es lo suficientemente independiente como para relajarse y quedarse a su lado. Tiene otras cosas importantes que hacer, y tiene razones que no se explican de una manera cientifica, que van mucho mas alla de lo terrenal.

Las olas van y vienen, la orilla espera… es que cada momento vale demasiado la pena.

Eme. :)

Reacciones: 

Las cosas se van (por mi)

13:07 by Macarena Ordiz 1 comentarios

¿Dónde están las palabras que nunca te dije?
quizás escondidas con los besos que nunca te di...
o exiliadas con los abrazos que tuve que guardarme,
en otro mundo, porque en este perdieron sentido.

Solíamos reírnos hasta llorar.. y ahora solo sabes
provocarme llanto, olvidar las risas.
El presente pasa, como pasan las cosas mientras
uno observa por la ventana de un autobús.

Tan estático fue mi sentimiento que no pudo moverse,
firme, seguro, pero inmóvil.
Quedó mirando el paso del tiempo, atónito.
Quedó mirando.
Quedó mirándote.

Eme. :)
Reacciones: 

Echarle la culpa a otros (por mi)


Todos parecían estar en mi contra,
todos me agredían,
todos me ignoraban,
todos me desilusionaban,
todos se escondían,
nadie me encontraba.

Cuando un día, revertí la situación.
¿No seré yo, en contra de todos?

Eme. :)
Reacciones: 

Disfraces en la noche (por mi)


De noche, en la oscuridad, todo pareciera ser lo mismo.
No se distinguen figuras, un gran manto negro cubre las cosas.
Aquello que encontraba con la luz del día, se perdió en algún lugar.
¿Dónde está lo que no podemos ver?
¿Simplemente deja de existir?
Sabemos que no, que sigue estando ahí.
A pesar de la uniformidad del momento donde domino la luna,
si dejamos entrar un pequeño haz de luz, vuelve a aparecer lo desaparecido.

¿Y dónde quedó el adios?
Quizás este maquillado por este mientras tanto.
Pero sabemos que, por más máscara que se ponga.
La esencia de lo que fue, va a seguir siendo.
Solamente falta esperar a que surja de nuevo.

Como lo hizo el lugar, donde colgué tu ropa, al recibir la luz del amanecer.


Eme. :)
Reacciones: 

¿Y ahora? (por mi)

19:19 by Macarena Ordiz 2 comentarios

Se supone que en otoño las hojas caen de los arboles,
se supone que cuando hace frío uno se abriga.
Se supone que cuando llueve, te mojás.
Se supone que si el semáforo esta en rojo, no cruzas
y si hierve el agua, apagás el fuego.
Pero.. ¿qué hacés cuando no podés olvidar,
cuando no podés dormir, cuando no podés pensar?
¿Qué se supone que haga, ahora que no estás?
Nadie me dijo que la vida era perfecta,
nadie me insinuó jamás que no iba a sufrir.
Pero tampoco nadie me dijo como actuar,
ante tanta cizaña del destino.

Eme. :)
Reacciones: 

Conexión (por mi)

18:46 by Macarena Ordiz 0 comentarios

Al mirarse, una fuerza extraña que no supieron reconocer impulsó sus manos para que se encontraran. En el tacto, un sentimiento extraño que no llegaron a comprender, favoreció a que sus bocas se besaran. En el beso, algo mucho más profundo y complejo, apareció.

Pero a pesar de ser, mucho más difícil de explicar, enseguida lo averiguaron. Supieron lo que era. Y desde entonces, solo saben extrañarse. Pasan los días pensándose uno al otro. Y además saben que pueden contar con el apoyo mutuo, en las situaciones más complicadas.

Solo fue un beso, pero fue tan intenso que pudieron entender: la fuerza, el sentimiento, la magia. Y concluyeron, llegando a un acuerdo. Aquel contacto de labios, los había acercado a un nuevo desafío. Una aventura, una llanura con trampas y con colchones de algodón. Un sube y baja de estados anímicos. Un cocktail de peleas, de abrazos, de guerra y de paz. El más maravilloso batido de diversidad. Habían arribado a la ciudad de lo incierto, del desconcierto. Ahora suelen llamarlo... Amor.

Eme. :)
Reacciones: 

La lección de la luna (por mi)

18:09 by Macarena Ordiz 1 comentarios

Por la ventana observa el paisaje, pilas de pisos de cemento, forman un edificio. Y luego ve otro, y otro. Lo único que brilla a lo lejos es una luz azul, de un laboratorio. Por un momento se imagina dentro de ese lugar, pero realmente no hay nada que le interese allí. Por mas que experimenten con drogas y medicamentos, no hay cura para su dolor. No existe un remedio que pueda sanarle las heridas que le dejó un antiguo amor. No hay elixir capaz de hacer olvidar algunas malas experiencias que, como un ancla no permite avanzar un barco, no la dejan continuar.
Levanta su mirada, ya no sigue pensando en aquella luz azul, ahora le llama la inteción, la poca cantidad de estrellas que destellan en el cielo. Si tan solo hubiera una o dos... su paisaje no sería tan oscuro, tan triste.
De repente, se levanta a buscar un libro, para leer.. y observa que detras de uno de esos monstruos bien altos de concreto, algo brilla. Brilla con mucha intensidad. Es la luna, que se escondio para demostrarle que tan solo a veces hay que mirar desde otro angulo, para poder ubicar una luz intensamente relajante.

Eme. :)
Reacciones: 

¿Dónde me encuentro? (por mi)

17:40 by Macarena Ordiz 2 comentarios

Entre esto y aquello,
entre este mundo y el otro,
entre el mar y la arena
entre las montañas y el río,
entre ir y no ir,
entre dudas y certezas
entre matar y morir,
entre limas y asperezas,
entre mucho y poco,
entre cuerdos y locos
entre muro y espada
entre vos y la nada.

Eme. :)
Reacciones: 

Amaneciendote (por mi)

17:22 by Macarena Ordiz 0 comentarios

Desperté sola ese día..
el sol había decidido no amanecer conmigo.
De todos modos la luna insistía en hacer durar la noche.
La noche y todo lo que ella significa.
Negada a perderme en la oscuridad de los recuerdos que me abrazaban
y que me invitaban a despertarme y salir de la cama,
busqué, dentro mio el calor que una vez supiste darme.

Encontré, en mi interior aquella luz que una vez encendimos.
Y con el poder que recordarte me ofrece, invite al sol, a la luna y a los astros que quisieran participar.
A amanecer, para empezar de nuevo.

Eme. :)
Reacciones: 

Estás (por mi)

15:05 by Macarena Ordiz 2 comentarios

Mirar hacia un punto, sabiendo que estás ahí
a un costado de mis ojos.
Fuera del alcance de la vista.
Pero siempre dentro del rango de percepción
del corazón.

Eme. :)
Reacciones: 

Conocerte (por mi)

14:05 by Macarena Ordiz 1 comentarios

-¿Me prestás atención?, me preguntaste.
- Te la regalo, contesté.
Sin darme cuenta, inocentemente.
Sin quererlo, sin quererte.
Fui entregandote mis sentidos.
De a poco, a medida que pasaba el tiempo.
Y que abusabas de cada uno de ellos,
te fui conociendo a través de mis ojos, mis oídos, mis manos.
Y pude descrubrir aquello que no todos admiran.
Pude llegar a donde nadie mas llegó.

Pude penetrar en la coraza que armaste, que pretende ser vos.
Pude ir más allá de esa muralla que levantaste.
Igualmente, dentro, estaba lleno de puertas
con candados.
Accediste a darme las llaves,
y supe abrirte.

Eme. :)
Reacciones: 

Nadie sabe donde (Iván Noble)

13:47 by Macarena Ordiz 6 comentarios

Si... Claro claro... ¿Dónde mierda se creen que están? ¿Qué se creen? ¿Qué lo que hay es lo que esta? Manga de Inconscientes! ... ¿ Así que ustedes confian en sus zapatos...? Bueno, malas noticias: Los pies a veces tienen ganas de que los rasquen... Y si no los rascas, te dejan a pata... ¿Pero quien? ¿Quien sabe donde? ¿Vos sabes donde duerme la fugaza? ¿Vos sabes donde quedan, los mejores besos que diste? ¿Vos sabes donde el aguila esconde el cognac? ¿Vos sabes donde quedó el mantel, de la mesa que nunca estuvo servida? Porque se te piantaron los mozos... Y te quedaste comiendo de parado las migas, de las sobras, de la vianda... del olvido. Ah, ¿No sabés? Vos sabes que la nariz queda arriba de la boca, y al contrafrente queda la nuca... Eso lo sabes... Y sabes que 2 por 3 hay que baldear el patio... Eso lo sabes... Pero no sabés nada más. Yo si se, ¿sabes que se? Que nadie sabe donde.

Iván Noble
Reacciones: 

Al vacío, sin éxito (por mi)

13:24 by Macarena Ordiz 1 comentarios

A vos, por mas que me aleje y camine hacia otra dirección
el destino parece torcer el camino.
De forma circular mis pasos, adelantándose el uno al otro
se acercan y se alejan cada vez más.
Más cerca de vos, más lejos de todo.
Es como un ciclo por el cual suelo transitar.
Te amo, te olvido, te extraño, te odio.
No es que no me guste que seas el protagonista, hoy en día,
de mis retratos y visiones.
El problema se encuentra en la proyección.
Cuando quiero ver un poco más allá de lo común, de lo normal,
del ahora.
No logro visualizar con claridad hacia donde me esta llevando el destino,
el cual al torcer el camino nuevamente, hizo que me encuentre
en un abismo.
Un gran acantilado, la única manera de atravezarlo es saltando.
Porque cuando me di vuelta, para volver sobre mis pasos,
estaba la sombra, la sombra de todo lo recorrido.
La sombra de lo pisado, de lo que no quiero volver a cruzar.
Entonces, sin pensarlo.

Salté.
Y lamentablemente, vos, no estabas abajo para atraparme.

Eme. :)
Reacciones: 

Un sueño (por mi)

11:51 by Macarena Ordiz 2 comentarios

Si la realidad no fuera más que un punto de vista, todo lo que tenemos alrededor sería producto de nuestra propia percepción de lo real. Los ojos serían quienes nos muestran lo que los demás sentidos pueden captar. Así es como llega a nosotros un retrato completo del afuera. Con sonido, imagen, sabor, texturas y aromas.
De este modo, como bien le dicen a Alicia en su maravilloso mundo "Es imposible, solo si así lo crees". Si ya empezamos un objetivo partiendo de la base que es irrealizable... nos condenamos al fracaso, inevitablemente.
Los sueños están para ir más allá de lo realizable. Y ahí es donde se pone en juego nuestra imaginación. Dónde las ganas de llegar lejos y el sentimiento de superación actúan para crear un horizonte perfecto.
Los sueños se sueñan mientras se duerme, pero hay que despertarse para volverlos realidad.

Eme. :)
Reacciones: 

A simple vista (por mi)


Un empujón en la dirección correcta y dos bocas pueden chocarse, encontrando así un sabor totalmente dependiente de la química que resulte de aquel accidente. Dos palabras pueden encontrarse, y según el grado de profundidad de aquellas, dos corazones pueden conocerse.
Sin embargo, cuando dos personas se juntan, no siempre sale algo positivo. Puede sucederse una pelea, una discusión. Pueden herirse por miedo a ser lastimados. El orgullo puede impedirles entregarse por completo. Y el pasado puede frenarlos a construir un nuevo futuro.
Pero de modo contrario, cuando dos miradas son las que llegan a buscarse y encontrarse, no hay mentiras de por medio. Los ojos destellan una especie de luz de la sinceridad, en donde cada sentimiento es reflejado de manera sencilla y concreta. No todos tenemos la paciencia y el tiempo para dedicarle unos segundos a una mirada. Pero si nos concentramos y nos hundimos en ella, si atravesamos las pupilas y vamos mas allá del iris, podemos acercarnos un poco al otro.
Mirar a través y no mirar a. Comprometerse, estudiarse, conocerse. Dejar a un lado la individualidad para pertenecer. A veces el temor a ser domesticados (como diría El Principito) nos aleja un poco de la dulzura y solidaridad que se encuentra detrás de un par de ojos. Es increíble, pero cierto, que la retina es la muralla que divide unos de otros.
Eme. :)
Reacciones: 

Dictadura de los recuerdos (por mi)


Lo miraba hablar como sabiendo sobre el tema que trataba. Pero por su mente circulaban muchas otras cosas que poco tenían que ver con el tópico del día. De vez en cuando alguna palabra llegaba a sus oídos (guerra, potencias, muro). Su casual recepción de conceptos avivaban aun más el fuego de la divagación.
Y es que con sueño y ganas de no estar allí, es imposible prestar atención. Millones de ideas y de definiciones se peleaban por sobresalir. Más allá de toda GUERRA, la POTENCIA dominante era la nada. Parecía haber un MURO que separara mi mente de todo tipo de historias ajenas.
Dentro de ese muro, estaba la ciudad de los pensamientos. Una ciudad tirana. Sin elección democrática, un presidente de facto se dispuso a gobernar mi cerebro. Desde entonces se encuentra bajo la dictadura de los recuerdos.

Eme. :)
Reacciones: 

Carencia de sostén (por mi)

17:26 by Macarena Ordiz 0 comentarios

Iba caminando firmemente sobre el suelo. Paso a paso con seguridad, porque algo concreto que además de ver, se puede tocar, lo espera. Lo sostiene en cada movimiento. No tiene miedo en arriesgarse, en saltar, correr, bailar. Sabe que el cemento, sea del color que sea, es lo suficientemente fuerte para soportarlo.
Algo distinto pasaba en la arena. Un poco menos firme, se hunde a veces. Dependiendo del grado de agua que tenga es la firmeza de la superficie. Pero sin embargo, a pesar de algunos miedos, da sus pasos. Quizás no se anime a realizar toda una coreografía de la danza de los cisnes, por miedo a caer, pero algunos kilómetros recorre(para los más aventurados, bien a la orilla, con las olas golpeando los talones de los pies).
Ahora bien, no existe persona en el mundo que pueda caminar sobre el agua.

Eme. :)
Reacciones: 

Historia del llanto (por mi)

17:13 by Macarena Ordiz 1 comentarios

El recorrido de la lágrima fue tan aventurado que paseó por todas mis emociones. Desde el llanto desconsolado por la pérdida de un ser amado, o por la pérdida de la relación con una persona que se ama, hasta el sollozo que exhiben mis ojos cuando no hago más que reírme desde lo más profundo del estómago.
Una lágrima, sin embargo, se animó a escaparse sin razón aparente. Ahí estaba, como quien no es invitado a una fiesta y busca en otro la mirada cómplice para sentirse parte.
-¿Qué haces acá?, preguntó la mejilla. -No se, contestó mi lágrima, -simplemente quise salir. Allá adentro me sentía muy presionada.
Mentía, me mentía a mi misma. Aquel lamento que formó parte de mi cuerpo me estaba mintiendo, me engañaba. Bien sabía porque había huido del lagrimal.
Resulta que un recuerdo la atormentaba, un recuerdo nostálgico de un ayer que no quería recordar. No por feo, todo lo contrario, por muy hermoso. Este recuerdo era tan insistente que aquella susceptible lágrima no tuvo más remedio que exiliarse.
Este no es el fin de la historia. El recuerdo no contento con el abandono de la lágrima, insiste en provocar a otras lágrimas para que vayan tras de la que logró escaparse.
¿Y ahora porqué tantas lágrimas?, preguntó, nuevamente la mejilla.

Por el mismo recuerdo de siempre, supe contestarle.

Eme. :)
Reacciones: